CARTA A MI VIEJA QUERIDA

martes, 23 de mayo de 2017

Hoy hacen 365 días, 8,760 horas, 525,600 minutos, y 28,908,000 segundos. Para muchos es demasiado tiempo, pero para mí, solo son números que me hacen recordar que no estas junto a mi.

Tiempo transcurrido sin escuchar tus palabras de aliento, esas que me aliviaban tanto cuando me encontraba en problemas, sin importar que primero debía escuchar tus peleas y reclamos, al final siempre me decías: ¿Qué vamos a hacer?, y nunca, nunca, dejaste de confiar en mí.

Fuiste mi mayor apoyo, mi mejor ejemplo, pero te convertiste en mi recuerdo eterno desde esa llamada que me anunciaba que habías partido físicamente de mi lado, para ir al encuentro con tu esposo, tus hijos y tus hermanos que reposaban en la paz del señor.

Ay vieja mía, cuanto te amo!! nunca podría olvidar un 23 de mayo, ni borrándolo del calendario, porque ese día te fuiste rodeada de amor, de paz y cariño. Tus hijos, nietos y demás estamos tristes por no tenerte, pero tranquilos porque sabemos que desde el cielo nos cuidas.

Fuimos el equipo de doña Lucia, siempre unidos como una familia feliz, así nos enseñaste tu y así permaneceremos. Unidos como en tus momentos de enfermedad, unidos como cuando saliste del hospital y te esperábamos celebrando el final de tu enfermedad, pero más unidos desde que nos sorprendió tu muerte. Todos lloramos de dolor, pero tuvimos la fortaleza para dar gracias a Dios porque estarás bien y ya no existiría el sufrimiento para Ti.

Doy gracias infinitas a Dios por permitirme venir a este mundo a disfrutar de tu existencia siendo tu nieto, tu hijo y tu negro. Pero, COÑO MADRE MÍA, COMO HAGO PARA NO EXTRAÑARTE TANTO!!
Share this article :

0 comentarios:

Speak up your mind

Tell us what you're thinking... !

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. Clariot RD - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Inspired by Sportapolis Shape5.com
Proudly powered by Blogger